¿Precaución imprudente? ¿Por qué invierten tan pocas mujeres?

4 min de lectura 5 may 21

Por favor consulte el glosario para una explicación de los términos de inversión que aparezcan en este artículo.

Invierten más los hombres que las mujeres. Esto quizá no sea una revelación, pero no por ello es menos preocupante. Cifras procedentes del Reino Unido revelan que la mayoría de las cuentas de ahorro las abrieron mujeres, y la mayoría de las cuentas de inversión las abrieron hombres. Este contraste revela que, pese a la persistente diferencia salarial de género, no es sencillamente una cuestión de que los hombres tengan más dinero reservado; más bien apunta a la mayor disposición de los hombres a convertir sus ahorros en inversiones. 

Teorías opuestas

Así, ¿por qué motivo se lanzan menos mujeres que hombres a invertir sus ahorros de cara al futuro? Existen teorías opuestas, por supuesto, pero la percepción suele citarse como un factor relevante. Históricamente, la industria de la inversión global ha estado dirigida sobre todo por hombres y se ha orientado a estos, y aunque los tiempos han cambiado, las reputaciones no desaparecen así como así. Los proveedores también suelen ser criticados por haberse dirigido a un público masculino, ya sea de forma inadvertida o implícita.

Asimismo, es necesario tener en cuenta factores estructurales en la sociedad. Pese a un mayor equilibrio de derechos y responsabilidades entre los cónyuges, las desigualdades y las normas de género continúan predominando en distintas formas. Un ejemplo es la mayor tendencia de las mujeres a interrumpir su carrera profesional, ya sea en parte o completamente, para cuidar de los niños. Aunque esto suele reflejar diferencias en los derechos del padre y de la madre, entre otras cosas, incide inevitablemente en el crecimiento salarial y las pensiones.

Hay quien opina que, a menudo, esto culmina en un descenso de la independencia financiera, que a continuación se traduce en una tendencia a acumular ahorro y en renuencia a asumir riesgo de inversión. 

La precaución podría ser imprudente

Independientemente de por qué las mujeres prefieren no invertir sus ahorros, se trata de un tema importante. Al fin y al cabo, si uno peca de cautela con sus ahorros a largo plazo corre más riesgo de no tener suficiente dinero para satisfacer sus necesidades o hacer realidad sus ambiciones.

En cierto sentido, por supuesto, la liquidez es el lugar más seguro para guardar nuestros ahorros. A diferencia de las acciones o las inversiones a tipo fijo, que son activos menos seguros, toda cantidad de 100.000 euros en una cuenta bancaria está asegurada a través del sistema de garantía de depósitos a nivel europeo.

A largo plazo, no obstante, depender exclusivamente de la liquidez conlleva peligro. Esto quizá pueda parecer contraintuitivo, pero consideremos los efectos de la inflación, el ritmo al que suben los precios con el tiempo: a no ser que la tasa de interés que recibamos supere la tasa de inflación, el valor real de nuestros ahorros en efectivo (en base a lo que podemos comprar con este dinero) disminuirá con el tiempo.

Colocar parte de nuestros ahorros a largo plazo en inversiones puede aportarnos rentabilidades muy superiores. Esto siempre implica aceptar el riesgo de perder dinero, pero nunca deberíamos confundir las fluctuaciones de valor (que son una parte integrante de la inversión) con el riesgo de pérdida permanente. Si uno adopta un horizonte de inversión de varios años, debería ser capaz de ignorar los movimientos de las cotizaciones de una jornada a otra, que dejan de ser relevantes con el tiempo.

Recuerde que el valor de las inversiones puede tanto caer como aumentar, con lo que podría usted no recuperar la totalidad de la suma invertida inicialmente.

Las rentabilidades obtenidas en el pasado no son una garantía, pero...

… no faltan los estudios que revelan que las mujeres tienen más éxito que los hombres a la hora de invertir.

Un estudio de la Universidad de Warwick1, en el Reino Unido, concluyó que las mujeres muestran un temperamento más adecuado para la inversión a largo plazo. Al tender a adoptar un enfoque más equilibrado y menos impulsivo que los hombres en el estudio (evitando inversiones especulativas y operando con menor frecuencia), su rentabilidad media anual fue casi un 2% más alta.

La conclusión no es que las mujeres deban volcar sus ahorros en inversiones (o que los hombres no deban hacerlo). La lección es que la inversión es accesible para todos, y que puede jugar un papel valioso a la hora de ayudarnos a lograr nuestros objetivos a largo plazo.

El valor y los ingresos de los activos del fondo podrían tanto aumentar como disminuir, lo cual provocará que el valor de su inversión se reduzca o se incremente. Es posible que no recupere la cantidad invertida inicialmente.

Los puntos de vista expresados en este documento no deben considerarse como una recomendación, asesoramiento o previsión. No podemos ofrecerle asesoramiento financiero. Si no está seguro de que su inversión sea apropiada, consúltelo con su asesor financiero.

Esta información no constituye una oferta ni un ofrecimiento para la adquisición de acciones de inversión en cualquiera de los fondos de M&G. Promoción financiera publicada por M&G International Investments S.A. Domicilio social: 16, boulevard Royal, L-2449, Luxembourg.

https://www.wbs.ac.uk/news/are-women-better-investors-than-men/

Por M&G Investments

Related insights