Desarrollos en torno a la neutralidad de carbono

5 min de lectura 17 ago 21

En noviembre de este año se celebrará en Escocia la Conferencia de la ONU sobre cambio climático (COP 26), probablemente la cumbre climática más importante desde la firma del Acuerdo de París en 2015. Con este evento en el horizonte, un número rápidamente creciente de gobiernos se han comprometido a reducir a cero sus emisiones netas de gases de efecto invernadero (GEI); hasta la fecha, tales compromisos cubren en torno a un 70% del PIB y de las emisiones de CO2 a nivel mundial1

No obstante, tal como revela el reciente informe de neutralidad de carbono de la Agencia Internacional de la Energía (AIE), menos de una cuarta parte de los compromisos anunciados están plasmados en legislación nacional, y pocos están respaldados por medidas o políticas concretas para cumplirlos en su totalidad y en el plazo definido.

El informe establece unos 400 hitos que deben alcanzar los gobiernos (incluidas la descarbonización de la generación de electricidad a nivel global de cara a 2040, la suspensión inmediata del desarrollo de nuevos yacimientos de gas y petróleo y el cese de la construcción de nuevas centrales térmicas de carbón) para permanecer dentro de los límites de calentamiento global y satisfacer el objetivo de cero emisiones netas en 2050. 

Principales compromisos económicos actuales

Las fuentes figuran en la nota a pie de página al final del artículo.

Lograr estos objetivos de neutralidad de carbono en todo el mundo requerirá grandes cambios estructurales y una enorme cantidad de inversión, sobre todo a medida que dejamos de concentrarnos en la mitigación (eminentemente con energías renovables) y adoptamos un enfoque de adaptación, resiliencia y secuestro de carbono, ya sea en sumideros naturales o mediante la aplicación de tecnología de captura y almacenamiento de carbono (CAC). Un estudio publicado en la revista Stanford Social Innovation Review2 encontró una clara brecha entre la necesidad de inversión y la financiación disponible: la ONU estima3 que se necesitarán 300.000 millones de dólares anuales para desarrollar tecnologías de adaptación y resiliencia, frente a los 30.000 millones disponibles hoy en día4. Al mismo tiempo, una de las áreas en las que se concentrará la COP 26 será la mejora del mercado global de créditos de carbono, que debería ayudar a monetizar el impacto medioambiental del secuestro de carbono.

Está claro que necesitamos inversión pública y privada adicional en soluciones medioambientales a través de eficiencia energética, tecnologías limpias e infraestructura de carga de vehículos eléctricos y opciones naturales, por nombrar algunas. Creemos que esto supondrá un viento de popa creciente para los inversores, y en especial para los inversores de impacto, que proporcionan capital para respaldar estas soluciones y seguramente se beneficiarán de un aumento de la demanda. Además, la oleada de regulaciones sobre sostenibilidad procedentes de la UE, el Reino Unido y el resto del mundo debería desviar más capital si cabe hacia sectores y empresas verdes.  

Al estar concentrado en la acción climática, en las soluciones medioambientales y en la economía circular, pensamos que el M&G (Lux) Positive Impact Fund está bien posicionado para aprovechar los giros estructurales que ya se están produciendo, y que no harán más que acelerarse de camino hacia la neutralidad de carbono. Está claro que todavía falta muchísimo por hacer para cumplir los objetivos del Acuerdo de París, pero creemos que las compañías con impacto en las que invertimos están bien situadas para ayudarnos a lograrlo. 

Los puntos de vista expresados en este documento no deben considerarse como una recomendación, asesoramiento o previsión. 

Principales riesgos asociados con el fondo:

Otros riesgos asociados con el fondo se pueden encontrar en el Folleto.

El valor y los ingresos de los activos del fondo podrían tanto aumentar como disminuir, lo cual provocará que el valor de su inversión se reduzca o se incremente. No puede garantizarse que el fondo alcance su objetivo, y es posible que no recupere la cantidad invertida inicialmente.

Puesto que el fondo posee un número pequeño de inversiones, la caída en el valor de una única inversión podría tener un mayor impacto que si el fondo poseyese un mayor número de inversiones.

El fondo puede estar expuesto a diferentes divisas. Las variaciones en los tipos de cambio podrían afectar al valor de su inversión.

La inversión en mercados emergentes entraña un mayor riesgo de pérdida debido a la intensificación de los riesgos políticos, fiscales, económicos, cambiarios, normativos y de liquidez, entre otros. Por tanto, podrían presentarse dificultades a la hora de comprar, vender, custodiar o valorar las inversiones en tales países.

Tenga en cuenta que:

El fondo invierte principalmente en acciones de compañías, con lo que es probable que experimente mayores fluctuaciones de precio que aquellos fondos que invierten en renta fija o liquidez.

La información ESG de proveedores de datos externos puede estar incompleta, ser imprecisa o no estar disponible. Existe el riesgo de que el gestor de inversiones evalúe incorrectamente un valor o emisor, lo que puede dar lugar a la inclusión o exclusión incorrecta de un valor en la cartera del fondo.

1 https://www.iea.org/reports/net-zero-by-2050 
2 https://ssir.org/articles/entry/the_next_10_years_of_impact_investment
3 https://www.un.org/sustainabledevelopment/blog/2016/05/unep-report-cost-of-adapting-to-climate-change-could-hit-500b-per-year-by-2050/
4 https://www.climatepolicyinitiative.org/publication/global-landscape-of-climate-finance-2019/ 
* https://www.eia.gov/tools/faqs/faq.php?id=427&t=3
** https://ec.europa.eu/info/strategy/recovery-plan-europe_en#the-largest-stimulus-package-ever
*** https://www.gov.uk/government/news/uk-enshrines-new-target-in-law-to-slash-emissions-by-78-by-2035
**** Para China: https://racetozero.unfccc.int/chinas-net-zero-future/. Para Japón: https://www.bloomberg.com/news/articles/2021-04-22/japan-pledges-stricter-2030-emissions-reduction-target

El valor y los ingresos de los activos del fondo podrían tanto aumentar como disminuir, lo cual provocará que el valor de su inversión se reduzca o se incremente. Es posible que no recupere la cantidad invertida inicialmente.

Noticias relacionadas