¿Cuánto se ha avanzado desde la COP26?

4 min de lectura 28 oct. 22

En noviembre de 2021, la cumbre COP26 reunió a líderes mundiales para debatir sobre el cambio climático y acelerar las medidas implementadas para cumplir los objetivos fijados en el Acuerdo de París. Con la COP27 en Egipto cada vez más cerca, examinamos el progreso realizado y los retos que han surgido en el pasado año.

Los problemas climáticos, eclipsados por la geopolítica

Un resultado positivo de la COP26 fue que llevó las cuestiones climáticas y la necesidad apremiante de reducir las emisiones a un primer plano, pero los desarrollos geopolíticos han primado desde entonces. La invasión rusa de Ucrania ha desencadenado una crisis humanitaria, y el corte del suministro de gas ruso ha trastocado el sistema energético global, disparando los costes.

Los gobiernos se han visto obligados a afrontar multitud de nuevos problemas, pero el reto climático sigue siendo tan apremiante como antes. En abril, el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre Cambio Climático (IPCC) clarificó que los objetivos del Acuerdo de París no se alcanzarían sin «reducciones profundas e inmediatas de las emisiones»1. En lo que va de año, sequías, inundaciones y otros acontecimientos meteorológicos extremos nos han advertido de los riesgos de la inacción.

Giro de 180° en combustibles fósiles

Varios países, reacios o incapaces de depender del gas ruso, han buscado otras fuentes para satisfacer sus necesidades de energía. Las renovables no bastan para proporcionar la carga básica o cubrir picos naturales de la demanda, lo cual ha llevado a algunos gobiernos a revisar sus políticas de energía nuclear, y a muchos otros a recurrir a otros combustibles fósiles para paliar las carencias a corto plazo.

Aunque muchos países se comprometieron a abandonar o reducir su uso de carbón en la COP26, la demanda de este recurso alcanzará un máximo histórico en 2022. En China, la producción de carbón aumentó un 11% en la primera mitad de 20222, y el gobierno aprobó planes para añadir más de 8 gigavatios de nuevas plantas térmicas convencionales ya solo en el primer trimestre3. Los cierres de centrales térmicas en el Reino Unido y Estados Unidos se han aplazado, y Alemania ha vuelto a poner en funcionamiento instalaciones de carbón para evitar apagones. Desarrollos similares se han producido en todo el mundo.

Aunque no cabe duda de que esto elevará las emisiones a corto plazo, las consecuencias sociales de no hacerlo también serían desastrosas. Si la energía pasa a ser demasiado cara o escasa, muchas empresas deberán cerrar, la gente perderá su trabajo y las familias no podrán calentar sus hogares.

Inversión adicional en energía limpia

La guerra en Ucrania ha puesto de relieve los inconvenientes de la dependencia energética de regímenes externos. Está claro que la descarbonización y la seguridad energéticas van de la mano, y que la energía limpia jugará un papel primordial en los esfuerzos de muchos países para garantizar el suministro energético y reducir costes.

Afortunadamente, esto ha espoleado la inversión adicional en tecnologías de energía limpia. Según BloombergNEF, la inversión global en renovables alcanzó un máximo histórico de 226.000 millones de USD en los primeros seis meses de 20224.

Además, varios gobiernos han formulado nuevos compromisos ambiciosos en esta área. La Unión Europea ha adelantado sus objetivos de descarbonización y ha anunciado la implementación acelerada de renovables a través del plan REPowerEU. En Estados Unidos, la Ley de Reducción de la Inflación contempla miles de millones de dólares de inversión para la producción doméstica de energía renovable, soluciones de descarbonización y mejoras de eficiencia energética.

Las empresas se ponen en marcha

También ha sido alentador ver a las empresas tomar medidas contra el cambio climático. Desde noviembre de 2021, más de 1500 compañías se han comprometido a “Objetivos Basados en la Ciencia” (Science Based Targets o SBT, por sus siglas inglesas), lo cual eleva el total a más de 3500. Los SBT son objetivos de reducción de emisiones que se consideran en línea con las metas del Acuerdo de París (para mantener la subida de las temperaturas por debajo de 1,5 °C respecto a los niveles preindustriales).

Una perspectiva a largo plazo

Es importante destacar que la lucha contra el cambio climático es un esfuerzo a largo plazo. Exige actuar en todas las regiones y sectores de actividad, y no se solucionará de la noche a la mañana. No cabe duda de que 2022 ha trastocado el avance a corto plazo, y creado nuevos retos que deberán abordarse junto a las medidas climáticas. No obstante, creemos que existe un impulso creciente de reducción de emisiones y en los esfuerzos hacia la neutralidad de carbono por parte de empresas y gobiernos, que debería aumentar gracias al potencial de la energía limpia de mejorar la seguridad energética y reducir costes.

Como inversores, nuestra expectativa es que la acción climática continuará siendo prioritaria en las próximas décadas. Dado nuestro horizonte a largo plazo, esto significa que seguiremos considerando los riesgos y oportunidades que plantea el cambio climático (incluidas las medidas que toman las compañías) al considerar posiciones potenciales y existentes.

Invertir en un futuro mejor

En M&G creemos que el sector de la inversión necesita evolucionar. En lugar del cortoplacismo y la ganancia rápida, pensamos que invertir requiere un pensamiento a futuro, una perspectiva a largo plazo y un diálogo activo con las empresas, ayudándolas a adaptarse y a ejercer un impacto más significativo y duradero en nuestro mundo. 

Cuando se trata de los retos más apremiantes del mundo, no hay una solución fácil. Pero invirtiendo de forma sostenible, pragmática y sopesada, podemos avanzar hacia un futuro mejor para todos, aportando rentabilidades positivas para el inversor y para el planeta.

Descubre más

1 Nota de prensa del IPCC, 4 de abril de 2022. 
2 Fuentes: https://www.reuters.com/world/china/china-no-closer-peak-coal-despite-record-renewable-capacity-additions-2022-08-22/
3 https://www.greenpeace.org/eastasia/press/7488/plans-for-new-coal-plants-in-china-rebound-with-8-63-gw-approved-in-the-first-quarter-of-2022/.
4 BloombergNEF, Renewable Energy Investment Tracker, 2º semestre de 2022.

Súmate a la evolución de la inversión.

Nuestro planeta. Tu beneficio.

Ver más

El valor y los ingresos de los activos del fondo podrían tanto aumentar como disminuir, lo cual provocará que el valor de su inversión se reduzca o se incremente. Es posible que no recupere la cantidad invertida inicialmente.

Exclusivamente para inversores profesionales. Prohibida su posterior distribución. Ninguna otra persona o entidad debe utilizar la información contenida en esta página. Esta información no constituye una oferta ni un ofrecimiento para la adquisición de acciones de inversión en cualquiera de los fondos de M&G. Promoción financiera publicada por M&G Luxembourg S.A. Domicilio social: 16, boulevard Royal, L‑2449, Luxembourg.